martes, 20 de junio de 2017

Communist Party of the Philippines Sobre la presencia de fuerzas militares USA en Filipinas



On presence of US military forces in Marawi

12 June 2017
The Communist Party of the Philippines (CPP) denounces the presence of American military forces in and around Marawi City and their armed interference in the on-going operations of the AFP.
The AFP’s admission that it is now being provided with “technical assistance” and fed with intelligence information by the US military indicates two things. First, that the US military is being allowed by the AFP to carry out intelligence operations, presumably, electronic and drone surveillance operations, in complete violation of Philippine sovereignty.
Secondly, that the AFP is now being remote-controlled by the US military like one of its drones through so-called “sharing” of intelligence information.
The Filipino people recall how the US planned and trained Philippine special forces personnel, in collusion with top military and police officials of the Aquino regime, in the botched Mamasapano operation in January 25, 2015 which led to the killing of more than 40 PNP personnel.
By declaring martial law in Mindanao, giving the US-trained and US-dependent Philippine military and police full-powers, deploying thousands of its armored grounds troops and ordering aerial bombardments using American bombs, the Duterte regime has laid out the perfect pretext for the US military to intervene.
Professing ignorance of US military assistance and participation in the Marawi operations, Duterte has declared he will just be thankful for the situation and allow the AFP and DND to let it continue allowing US presence. In doing so, however, he has practically affirmed his complicity with the intervention of a foreign military power.
In contrast to how vigorously he has denounced the unproved presence of foreigners among those he identified as terrorist groups, he has now meekly accepted the presence and operations of American soldiers in violation of Philippine sovereignty.
In letting the US military to continue remote-controlling the AFP and US soldiers to participate in combat operations in Marawi, Duterte is raising the Filipino people’s doubts as to the seriousness or trifleness of his rilings against US military intervention and declarations for an independent foreign policy.
American military presence and intervention starkly demonstrates how Philippine national independence remains false 119 years after it was declared under the “protection” of US imperialism on June 12, 1898.
The US military has long used so-called “anti-terror cooperation“cover for its intervention in the country. It has labelled as “Islamic terrorists” such groups as the Abu Sayyaf which trace its roots to US, Saudi, Pakistani and Israeli funded groups in Afghanistan in the 1980s and recently in Iraq and Syria. Leaders of these groups are linked as well to corrupt officials and personnel of the AFP.
Like the rest of the Filipino people, the Moro people are still not free. They continue to suffer from national oppression. Over recent years, there have emerged various groups which seek to press on with the Moro people’s armed resistance in the face of the refusal of the ruling reactionary state to recognize Bangsamoro autonomy.
Locally and internationally, the reactionaries are fanning the flames of a religious war. The Trump government and other imperialist governments are using Islamophobia to continue justifying its clampdown against immigrants and refugees.
In using religious symbols, reactionary armed groups obscures and weaken the struggles of the Moro people for national and social liberation By paving the way for US military intervention and giving the US-controlled AFP full-play to wage all-out war, the Duterte regime has caused massive displacement and sufferings of hundreds of thousands of Moro people. In the end, it may succeed only in further stoking Moro resistance.
Photo By: Thomson Reuters


De seguido la traducción al castellano del Documento-denuncia del PCF
Sobre la presencia de las fuerzas militares estadounidenses en Marawi


El Partido Comunista de Filipinas (CPP) denuncia la presencia de fuerzas militares estadounidenses dentro y alrededor de la ciudad de Marawi y su interferencia armada en las operaciones en curso de la AFP.

El reconocimiento de la AFP de que ahora está siendo provista de “asistencia técnica” y alimentada con información de inteligencia por el ejército estadounidense indica dos cosas. Primero, que la AFP permite a los militares estadounidenses llevar a cabo operaciones de inteligencia, presumiblemente, operaciones de vigilancia electrónica y de drones, en completa violación de la soberanía de Filipinas.

En segundo lugar, que la AFP está siendo controlada a distancia por el ejército estadounidense como uno de sus drones a través del llamado “intercambio” de información de inteligencia.

El pueblo filipino recuerda cómo los Estados Unidos planificaron y entrenaron personal de las fuerzas especiales filipinas en connivencia con los principales oficiales militares y policiales del régimen de Aquino, en la chapucera operación de Mamasapano del 25 de enero de 2015 que causó la muerte de más de 40 miembros de la PNP.

Al declarar la ley marcial en Mindanao, al otorgar plenos poderes a los militares y policías filipinos entrenados y dependientes de Estados Unidos, al desplegar miles de sus tropas terrestres armadas y al ordenar bombardeos aéreos usando bombas estadounidenses, el régimen de Duterte ha establecido el pretexto perfecto para que los militares estadounidenses intervengan.

Profesando ignorancia por la asistencia y participación militar de EE.UU. en las operaciones de Marawi, Duterte ha declarado que está agradecido por la situación y autoriza a la AFP y DND para que continúe permitiendo la presencia de Estados Unidos. Al hacerlo, sin embargo, ha afirmado prácticamente su complicidad con la intervención de una potencia militar extranjera.

En contraste a como ha denunciado vigorosamente la presencia no probada de extranjeros entre los que identificó como grupos terroristas, ahora ha aceptado dócilmente la presencia y operaciones de soldados estadounidenses en violación de la soberanía de Filipinas.

Al permitir que el ejército estadounidense continúe controlando a distancia a la AFP y al permitir a los soldados estadounidenses participar en operaciones de combate en Marawi, Duterte está haciendo crecer las dudas del pueblo filipino sobre la seriedad o nimiedad de sus acciones contra la intervención militar estadounidense y las declaraciones de una política exterior independiente.

La presencia militar estadounidense y su intensa intervención demuestran claramente cómo la independencia nacional filipina sigue siendo falsa 119 años después de que fue declarada bajo “protección” del imperialismo estadounidense el 12 de junio de 1898.

El ejército estadounidense ha utilizado durante mucho tiempo la llamada cobertura de “cooperación antiterrorista” para su intervención en el país. Ha etiquetado como “terroristas islámicos” grupos tales como el Abu Sayyaf que tiene sus raíces en los grupos financiados por Estados Unidos, Arabia Saudí, Pakistán e Israel en Afganistán en los años 80 y recientemente en Irak y Siria. Líderes de estos grupos están vinculados también a los funcionarios corruptos y al personal de la AFP.

Al igual que el resto del pueblo filipino, el pueblo Moro aun no es libre. Siguen sufriendo la opresión nacional. En los últimos años han surgido varios grupos que buscan seguir adelante con la resistencia armada del pueblo Moro frente a la negativa del Estado reaccionario dominante a reconocer la autonomía de Bangsamoro.

A nivel local e internacional, los reaccionarios aventan las llamas de una guerra religiosa. El gobierno de Trump y otros gobiernos imperialistas están usando la islamofobia para continuar justificando su represión contra inmigrantes y refugiados.

Usando símbolos religiosos, los grupos armados reaccionarios oscurecen y debilitan las luchas del pueblo Moro por la liberación nacional y social. Al allanar el camino para la intervención militar de Estados Unidos y darle vía libre a la AFP controlada por Estados Unidos para librar una guerra total, el régimen de Duterte ha causado desplazamientos masivos y sufrimientos de cientos de miles de moros. Al final, eso sólo puede conseguir fomentar la acumulación de resistencia del pueblo Moro.

Partido Comunista de Filipinas
12 de junio de 2017

Presentación del Partido Comunista Maoísta

https://www.youtube.com/watch?v=Hh0jDsq5qVI

miércoles, 14 de junio de 2017

RBC: Solidaridad con huelga de hambre de presos políticos



Huelga de hambre de los presos políticos en las cárceles de Calcuta por las torturas a Kalpana Maity

martes, 13 de junio de 2017
 
La Red de Blogs Comunistas ha traducido al castellano la noticia de la huelga de hambre realizada por los presos políticos de cinco cárceles de Calcuta, India, como protesta por las torturas perpetradas contra la comunista Kalpana Maity, actualmente encerrada en la prisión de Alipore, y nos unimos a la exigencia de liberación de todos los presos políticos de las cárceles de la India.


El artículo en inglés está tomado de Maoistroad:

***
Alrededor de 80 prisioneros políticos de cuatro cárceles de la India -tres de los cuales se encuentran en Kolkota (Calcuta)- han llevado a cabo una huelga de hambre de 24 horas desde el sábado pasado como protesta contra la "tortura" infligida a la comunista-maoísta Kalpana Maity, que actualmente se encuentra en la cárcel de Alipore. La huelga en las cárceles de Presidency, Dum Dum, Jalpaiguri y la Cárcel de Mujeres de Alipore comenzó a las 6 am y terminó a la misma hora del domingo.

Ranjit Sur, miembro de la Asociación para la Protección de los Derechos Democráticos, una organización ciudadana de derechos humanos, ha declarado que ha estado en contacto con los prisioneros y que la organización había recibido una queja por escrito de Maity detallando la 'tortura' a la que fue sometida (Fuente: Indianexpress).

Nos dio la queja escrita en su última comparecencia, que fue el 6 de este mes. Debía acercarse al juzgado también, pero no pudo presentar su queja ante ellos en la última audiencia. Según su denuncia, Kalpana Mayti comenzó a sufrir de muchas dolencias desde que fue trasladada a la cárcel de Alipore. Ella sufre de diabetes, artritis y una serie de otras enfermedades.


"Ella alega que el encargado de la cárcel ha dado instrucciones a todos los demás reclusos en la prisión amenazándolos para que no la ayuden. A los reclusos se les ha prohibido hablar con ella, y viceversa. Igualmente, se la obliga a limpiar su propia celda y cuarto de baño algo que los demás internos no tienen que hacer. A los otros reclusos se les permite pasear o hacer ejercicio en el patio de la prisión, pero a Kalpana se ha negado esta facilidad ", según afirma Ranjit Sur.

Este añadió que, a pesar de que Maity era una presa política, reconocida por el tribunal como tal, no se le han dado las debidas facilidades: "Hay ciertas cosas que un preso político debe recibir por ley, como una mesa, silla, libros, periódicos y material de escritura. Las autoridades penitenciarias no le han ofrecido estas facilidades. Ella ha sido aislada por completo".

Según Sur, Maity fue arrestada el 4 de diciembre de 2010, con cuatro otros presuntos maoístas, Sudip Chongdar, Barun Sur, Akhil Ghosh y Bimal Mallick, en el distrito de Maidan en Calcuta. Ella era conocida como persona cercana al maoísta Kishenji, a menudo llamada "su sombra". "Los prisioneros políticos han decidido que si esta la tortura no se detiene, entonces van a entrar en huelga de hambre indefinida en todas las cárceles de Bengala Occidental", confirmó Rajnit Sur.

En 2012, poco después de llegar al poder, la primer ministro Mamata Banerjee se decidió la liberación de 51 presos políticos que habían sido condenados a cadena perpetua y ya habían cumplido más de 15 años de cárcel. Las recomendaciones fueron realizadas por un "Comité de Revisión para la liberación de presos políticos", encabezado por el juez retirado Maloy Sengupta. Sin embargo, aunque el Comité Sengupta recomendó la liberación de todos los presos políticos, esta nunca se ha llevado a cabo.

FDLP-Ec: No hay fronteras que no podamos derribar




Junio 2017
ALIANZA PAÍS, ESTÚPIDOS APRENDICES DE TRUMP Y NETANYAHU

Una vez más se refrenda la tesis de que el régimen reformista de Alianza País ha incorporado a su arsenal contrarrevolucionario y anti popular aspectos propios del más conspicuo fascismo.

Alianza País ha potenciado al Estado como instrumento de clase para dominar, someter y ajustar a las masas a la dictadura de grandes burgueses y grandes terratenientes. Ha fortaleciendo su capacidad corporativista a tal nivel de que hoy  -más que ayer-, tiene control del país, de las grandes mayorías explotadas y oprimidas bajo renovadas y agresivas figuras en todos los órdenes: económica, jurídica, social, cultural, educativa, organizativa, punitivas, carcelaria, aparato policial, militar, en fin, todo el arsenal represivo del estado, ya sea desde elementos de intervención activas y/o pasivas, como el complejo tejido de cámaras que controlan los más recónditos parajes del país, o aquellos que nos vigilan desde los vehículos de transporte público, calles, empresas.

El régimen corporativista de Alianza País, como púberes aprendices de Trump y Netanyahu, está construyendo un muro divisorio en la frontera Ecuador-Perú.

El argumento de las autoridades es que dicho muro responde a la programación bi nacional realizada en 1998.

La población fronteriza de Huaquillas no tiene un buen sistema de  agua potable, canalización de aguas, alcantarillado, Infraestructura educativa, etc., pero ahora tiene un muro que emula la estupidez sionista en la franja de Gaza, o la de EEUU a lo largo de la frontera con México.

Huaquillas, con aproximadamente 45 mil habitantes, ubicada en la frontera sur del país con el Perú, se dedica básicamente al pequeño y mediano comercio informal, 40% de la población se dedica al comercio con la población fronteriza de Aguas Verdes, Perú. La ventaja del cambio de moneda, le posibilita tener cierto margen de utilidad en la venta de mercaderías que en algo ayuda a alivianar la carga de recuperar la reproducción de la fuerza de trabajo y medio combatir la miseria en la que se debate nuestro pueblo.

Con un promedio de desnutrición infantil que está en el orden del 41%, con una población que en el 74% vive en condiciones de pobreza extrema, hoy las masas de ese Cantón son agredidas nuevamente por la revolución ciudadana que al no encontrar vías de solución a los problemas que aquejan a las mayorías, se desatan en sus estúpidos fueros propios del fascismo.

El muro de concreto que se levanta en la frontera con el Perú, trata de ser minimizado en su impacto con la torpe sutileza del régimen que define al muro como  “parque lineal” sin entender que por más plantas y flores que le antecedan al muro, este no deja de cumplir su rol delimitador, excluyente, y lo que busca en el fondo es favorecer a los grandes comerciantes que encuentran en el mercado o comercio informal a un gran competidor.

Pero no solo hay muro en la frontera, cada vez son más numerosos dentro de las grandes y medianas ciudades para dividir los barrios exclusivos de los barrios masificados, pobres, pauperizados.

Fatuos, no entienden que no hay fortalezas que no podamos derrumbar, fuerzas reaccionarias que no podamos destruir.

¡ALTO A LA CONSTRUCCIÓN DEL MURO EN LA FRONTERA CON EL PERÚ!

HAY QUE PERSISTIR EN EL COMBATE A ESTE RÉGIMEN HAMBREADOR, REPRESIVO Y LACAYO DEL IMPERIALISMO