martes, 6 de diciembre de 2016

MLPD: Entrevista con Gabi Gärtner

La alianza internacionalista es la respuesta progresista y revolucionaria al giro a la derecha del gobierno
Entrevista con Gabi Gärtner, septiembre de 2016

Rote Fahne habló con Gabi Gärtner. La mecánica industrial de herramientas, 38 años de edad, es miembro del secretariado del Comité Central del MLPD. Ella representa al MLPD en las negociaciones en la nueva alianza conjuntamente con Peter Weispfenning (48). El abogado de Herne también es miembro del Comité Central.

Rote Fahne: El MLPD participa desde hace algunos meses en una nueva alianza. ¿De qué se trata esta?

Gabi Gärtner: Esta alianza es la respuesta progresista, democrática y revolucionaria al marcado giro a la derecha del gobierno de Merkel y a una fascistización del aparato de Estado.
En esta situación se exige nuestra central atención para que el potencial revolucionario, antifascista, internacionalista y clasista combativo del movimiento de mujeres, ecologista y de la juventud rebelde se una bajo la dirección de la clase obrera contra esta tendencia. La polarización social no solamente ha atizado un ánimo derechista, sino que también ha fomentado un continuo cambio del estado de ánimo de carácter progresista entre las masas. En las últimas semanas este cambio del estado de ánimo volvió a aparecer claramente con huelgas de 9.000 obreros siderúrgicos, con las manifestaciones contra TTIP y CETA, con más de 300.000 participantes, y ardientes protestas de masas de los refugiados, por ejemplo contra la residencia obligatoria1.
Sin embargo, el polo de izquierda y revolucionario en Alemania está todavía demasiado fragmentado. Nosotros partimos del hecho de que hay actualmente por lo menos 100.000 personas que forman parte del potencial revolucionario en Alemania. Millones de personas buscan alternativas sociales. Pero, muchas no han escuchado nunca algo sobre el MLPD debido a que los medios de comunicación y los órganos del Estado impulsan sistemáticamente una política anticomunista del aislamiento social. Es decir, nuestro objetivo es una estrecha coope­ración en el espíritu del internacionalismo proletario contra el giro a la derecha del gobierno.

Rote Fahne: ¿Hasta qué punto ha avanzado esta alianza?

Gabi Gärtner: Sobre la base de una cooperación, en parte desde hace muchos años, hubo hasta ahora tres encuentros, en los cuales se cristalizó el núcleo de esta alianza. Estos son por sobre todo: AGİF, Almanya Göçmen İşçiler Federasyonu (Federación de las/los trabajadoras/es emigrantes en Alemania); ATİF, Almanya Türkiyelli İşçiler Federasyonu (Federación de las obreras y los obreros de Turquía en Alemania; ADHF, Almanya Demokratik Haklar Federasyonu (Federación por los derechos democráticos en Alemania); PFLP, Popular Front for the Liberation of Palestine (Frente Popular por la liberación de Palestina); KOMALA/KP Irán (Komala/ Partido Comunista del Irán); PYD Rójava, Partiya Yekitîya Demokrat (Partido de la Unión Democrática de Rójava); MLPD, REBELL, Foro de Izquierda de Radevormwald y muchas otras personalidades del movimiento obrero y sindical, del movimiento combativo de mujeres, ecologista y del movimiento juvenil rebelde. También representantes del campo antifascista e interna­cionalista y personas activas en el sector cultural. En parte también miembros de otros partidos. Este es un intensivo comienzo prometedor, que se tiene que seguir consolidando. Hasta ahora la alianza ha acordado puntos principales del trabajo conjunto, principios y la candidatura conjunta para las elecciones federales en el 2017. Además hemos publicado en común unos primeros volantes combativos. En la discusión polarizada, poco después de la instalación de una dictadura fascista en Turquía, hemos hecho un buen papel con una combativa manifestación común en la ciudad de Colonia.
En muchos países como Turquía, España y Grecia alianzas semejantes han nacido en los últimos años. Las elecciones federales no son el propósito, pero un buen motivo para la construcción de esta alianza, que de ningún modo no sólo tiene una importancia de política cotidiana. En las elecciones sin embargo, la gente está bastante politizada, y hay ampliadas posibilidades en el trabajo público. También aquí nosotros nos referimos a Lenin, quién calificó de "puerilidad" el rechazo de participar en ellas mientras que "el parlamentarismo en Alemania todavía no" haya "caducado política­mente". Al mismo tiempo hizo hincapié que se debe saber de "crear un parla­mentarismo nuevo, desacostumbrado, no oportunista y no arribista".2
Ya que según la ley electoral alemana no es posible presentar una de una alianza electoral, la alianza ha decidido presentar la candidatura en una lista abierta del MLPD. A diferencia de elecciones anteriores, en las cuales nosotros también pudimos contar con la solidaridad y el apoyo de diferentes organizaciones y personas progresistas, esta vez perseguimos una cooperación sobre la base de igualdad de derechos. Sobre todo queremos que las listas reflejen una composición representativa de la solidaridad internacional, de la política de refugiados progresista, de la lucha antifascista y antiracista, de la lucha por la paz, la libertad y el socialismo, del rumbo clasista y combativo del movimiento obrero, de la lucha por la liberación de la mujer y del combativo movimiento juvenil. Es decir, quién vote por la lista de alianza, vota no solamente por el MLPD, sino que por un rumbo completo. La lista se entiende como una verdadera alternativa social de izquierda en las muy diferentes áreas. Se trata de construir los cimientos de una futura política del frente único.
El MLPD, por encargo de la alianza, anunció ya en agosto la candidatura ante el presidente federal de la mesa electoral. Ahora se trata más que nada de movilizar ampliamente en las bases y ganar a muchas y muchos militantes para esta alianza. Por eso se hace el congreso electoral el 2 de octubre en Berlín, donde se esperan a varios centenares de delegados.

Rote Fahne: Acabas de afirmar que la alianza es una respuesta tanto al giro a la derecha del gobierno como a la creciente polarización social. ¿Cómo se desarrolló dicha situación en los últimos tiempos? y, ¿qué se debe esperar todavía?

Gabi Gärtner: La propensión a las crisis del sistema imperialista mundial sigue en aumento. Un trasfondo material para esto es la situación extraordinariamente lábil de la economía mundial. Estamos frente a un estancamiento fluctuante mundial de la economía imperialista mundial lo que lleva consigo cada vez más presagios de otra crisis económica y financiera mundial. La crisis ecológica se agudiza sin freno. Además, son las guerras y las crisis políticas que desestabilizan la sociedad burguesa. Entretanto es la crisis de la política de refugiados burguesa que revuelve todo el escenario de los partidos. La UE está en una crisis profunda y la OTAN está en plena discordia frente a las guerras en Siria y en Ucrania.
Todo ello ha llevado a una profunda inseguridad política y social entre las masas – un fenómeno internacional.
Aunque las consecuencias de la crisis económica y financiera mundial de 2008 a 2014 fueron compensadas mejor en Alemania que en otros países, el descontento con el gobierno es muy grande. La gran coalición gubernamental entre Angela Merkel y Sigmar Gabriel, se hunde cada vez más en una crisis política latente, lo que realmente pone en la agenda la disolución de la gran coalición. Esto se hizo particularmente obvio en las últimas elecciones regionales. Después de los comicios en Sajonia-Anhalt, Mecklenburgo-Pomerania-Occidental y en Berlin, resultó por tercera vez que ni siguiera una gran coalición es factible. En el sistema parlamentario en Alemania, pactar una gran coalición valía durante años como el último remedio para lograr en todo caso la formación de un gobierno. Ella significa gestión de crisis parlamentaria. Sin embargo, si aun tal remedio ya cada vez menos es posible, porque los llamados "grandes partidos populares" pierden cada vez más el respaldo de sus electores, eso lleva a una desestabilización general de la sociedad. La coalición gubernamental de los partidos CDU/CSU (cristianodemócratas) y SPD (socialdemócratas) está completamente desunida. Tanto la CDU como el SPD obtuvieron resultados electorales históricamente malos. A la vez, el partido reaccio­nario, racista y fascistoide, AfD (Alternativa para Alemania), logró que una parte de los abstencionistas hayan vuelto al las urnas, los que durante los últimos años no encontraron sentido alguno en las elecciones. No obstante, el potencial de los abstencionistas no sólo consiste entre electores de la derecha sino también de la izquierda. Es nuestra tarea movilizar dicho potencial electoral progresista y ganar a la gente para la actividad política. Cada uno de ellos que está en busca de una alternativa social a la izquierda de los partidos en el parlamento nacional (Bundestag), también debe tener la oportunidad de encontrarla. Nosotros mostramos perfil y plantamos cara esta a polarización en la sociedad. La utilizamos para un ataque político a los supermonopolios internacionales, únicos dominantes, y contra el giro a la derecha del gobierno federal.
Nosotros atacamos la política reaccionaria del capital financiero internacional, único dominante, y sus representantes en Alemania en todos los ámbitos: la explotación intensificada y la descarga del peso de las crisis sobre la espalda de la clase obrera, la fascistización del aparato estatal, el fomento de fuerzas ultrareaccionarias y fascistas, la política medioambiental destructora, la reaccionaria política familiar y de mujeres, la estrangulación de los pequeños y medianos campesinos por parte de los monopolios de alimentos, o la política de refugiados represiva.
Pero la alianza no sólo representa un polo opuesto. Representa los logros de la lucha por una nueva cualidad del internacionalismo proletario (tal y como ya fue probada en el pacto de solidaridad con la lucha de liberación kurda), la lucha ofensiva de la clase obrera, la lucha rebelde por el futuro de la juventud, etcétera.

Rote Fahne: ¿Qué importancia tiene el congreso electoral del 2 de octubre?

Gabi Gärtner: En el encuentro de la alianza, del 23 de julio, se tomó la decisión unánime de celebrar un congreso electoral el 2 de octubre como punto de arranque para concretar la alianza en la base. Mientras que a los encuentros pasados habían acudido más bien delegaciones o representantes de las organizaciones respectivas, dicho congreso electoral será la primera reunión pública de masas con mayor partici­pación. Sólo cuando la alianza gane impacto entre las masas, se convertirá en una ver­dadera alternativa.
En el mismo congreso aprobaremos también los principios y el manifiesto electoral de la alianza.
Además, el congreso debatirá las primeras líneas fundamentales respecto a los can­didatos que postulamos en común. El grupo de coordinación además planteó establecer un "Consejo de la Alianza". Este debe ser compuesto por personas y organizaciones promotores de la alianza y debe tomar decisiones entre las reuniones y los congresos de la alianza para poner en práctica las resoluciones tomadas.
El congreso electoral tiene gran importancia tanto para unificarse sobre las tareas ulteriores y para reclamar un respectivo papel social. ¡Quien nos busque, debe encontrarnos como alternativa social! Centenares de personas que acudieron a las marchas del 17 de septiembre para protestar contra TTIP y CETA mostraron su interés por esta alianza. Hay un potencial creciente: La izquierda parlamentaria en Berlín hasta ahora apenas está en condiciones de mantenerse frente a esa polarización social y presentar una verdadera alternativa social.
Durante las semanas que vienen, los participantes de la alianza presentarán las candidatas y candidatos para las 16 listas electorales en los estados federados, y el mayor número posible de candidatos directos. Luego tenemos que luchar para con­seguir varias decenas de miles de firmas de apoyo. En su esencia, esta lucha debe llevar a la construcción de la alianza amplia entre las masas. Imprescindibles serán para ello las formas de organización locales y regionales para las cuales nuestras iniciativas electorales en el pasado constituyen una buena experiencia.

Rote Fahne: Siempre de nuevo se escucha el deseo de la "unión de todos los de la izquierda" – ¿qué dices sobre esta concepción?

Gabi Gärtner: Seguramente la izquierda pequeñoburguesa, entre ella el Partido de Izquierda, no es el adversario principal de nuestra ofensiva táctica. Estamos abiertos a todos los afiliados del Partido de Izquierda, del DKP3 u otras personas de izquierda que quieren cooperar sobre la base de la lucha conjunta. Sin embargo, hay que decir claramente que la dirección y gran partes del Partido de Izquierda siguen un camino reformista y puramente parlamentario. El Partido de Izquierda critica con razón algunas injusticias – para luego apelar a las ilusiones de una "economía social de mercado" o un "Estado social". De hecho, estas mentiras vitales pertenecen al repertorio anticuado del capitalismo. Es la expresión de la latente crisis política que los tradicionales partidos burgueses aún se sirven apenas de estas mentiras vitales porque entretanto han dejado una connotación negativa entre las masas. ¿Por qué justamente un partido de izquierda ahora debería darle nuevo brillo a estos modelos y difundir nuevas ilusiones en este sistema? Nosotros no queremos insuflar nueva vida al capitalismo, sino formar una verdadera alternativa social. Esta es la diferencia esencial entre el Partido "La Izquierda" y la alianza internacionalista.
La alternativa a la política actual no puede ser una coalición con el partido socialdemócrata SPD y los Verdes, tal como ahora fue anunciado por el líder de lucha electoral Matthias Höhn en el borrador a la estrategia para la campaña electoral del Partido de Izquierda. Con eso, el Partido de Izquierda terminará de la misma manera que SYRIZA en Grecia. Entretanto, SYRIZA se deja absorber completamente por la tarea de cumplir con las regulaciones contra las masas impuestas por la antigua Troika odiada, es decir FMI, Banco Mundial y la UE.

Rote Fahne: ¿No se corre el riesgo que respecto a tanto trabajo de alianza se pierde la autonomía de las organizaciones participantes?

Gabi Gärtner: Por supuesto, en tal alianza todos los participantes tienen que disponer de espacio suficiente para también preservar y desarrollar su propia identidad. Por ello el MLPD organizará también una propia ofensiva táctica por el verdadero socialismo y contra el anticomunismo moderno. Su línea directriz es "¡Radical, de izquierda, revolucionario, por el verdadero socialismo!". Al mismo tiempo promoveremos activamente la construcción y la campaña electoral de la alianza. Asimismo respaldamos a las otras organizaciones para que desarrollen un propio trabajo con su perfil especial.
Para el MLPD la ofensiva táctica se penetra con el proceso de autotransformación práctica y teórica en la campaña de crítica y autocrítica. Con ella el MLPD se ha conquistado la nueva cualidad del internacionalismo proletario y el trabajo de medio ambiente como la segunda línea de lucha más importante. Consideramos una tarea esencial del MLPD, el asumir responsabilidad para la solución fundamental y social de las cuestiones de la humanidad y hacer propaganda a favor del verdadero socialismo. Este se apropia de todas las ideas y conquistas progresistas y aprende también de los errores del pasado.
El nuevo papel social del MLPD consiste precisamente en el hecho de que está cada vez más en condiciones de hacerlo. Ganamos a los trabajadores para el camino de la ofensiva obrera en la unidad entre la cuestión social y ecológica. Ponemos en práctica una política de refugiados proletaria, fortalecemos las conquistas de la nueva cualidad del internacionalismo proletario y la organización mundial revolucionaria de la ICOR. Fomentamos la rebelión de la juventud y fortalecemos la construcción del REBELL hacia una organización juvenil de masas, y la organización de niños ROTFÜCHSE (Zorros Rojos). En todas estas tareas el objetivo es arraigar el verdadero socialismo como alternativa social. Por eso, uno de nuestros documentos más importantes en la ofensiva táctica es –además de nuestro actual programa electoral – nuestro programa actualizado del partido: Queremos difundir decenas de miles de ejemplares. Es el programa del Partido Marxista-Leninista para la etapa actual de la lucha de clases. Con éste queremos ganar a nueva gente sobre todo a gente más joven para que se sume a nuestra lucha organizada. Un criterio esencial para esta ofensiva táctica será si logramos movilizar a muchas personas de la pasividad política a la actividad organizada. Por eso nuestra lucha electoral se distinguirá claramente de la batalla de propaganda de los partidos burgueses que sólo emborrachan a la gente con sus anun­cios televisivos, talk shows y materiales electorales. Participaremos en manifesta­ciones, actividades y en la práctica de las masas y de este modo arraigaremos entre las masas el carácter particular de esta alianza internacionalista.
Es importante que todos nuestros afiliados entiendan realizar en el próximo tiempo todas las actividades prácticas en relación estrecha con el fortalecimiento de la alianza. Eso todavía no fue siempre el caso en las manifestaciones de las semanas pasadas.
Nosotros, los marxistas-leninistas unimos nuestro trabajo de hormiga entre las masas con una lucha ideológica contra las mentiras vitales del sistema capitalista – basándonos en una crítica fundada del capitalismo y abogando de manera convincente por la ideología comunista de la libertad. Tenemos que aportar claridad que todos los problemas centrales de la sociedad capitalista son inherentes a este sistema y que, para resolver las importantes cuestiones de la humanidad, hay que eliminar el imperia­lismo y construir el socialismo. Esto incluye ayudar a las masas, a enfrentarse con éxito al anticomunismo moderno que las mantiene a distancia de esta alternativa social como un dique. Para este propósito aprovecharemos también el próximo año el aniversario de los "100 años de Revolución de Octubre" y la campaña de la ICOR. Pues, al fin y al cabo, esta revolución ha demostrado como se hizo posible una revolución proletaria y la construcción del socialismo incluso en un país de gran atraso económico.
Entonces, el nervio vital de la ofensiva táctica y al mismo tiempo el nuevo desafío esencial es la dialéctica entre el trabajo propio del MLPD, por un lado, y la plena responsabilidad por la construcción de la alianza por el otro. Es natural que esta nueva tarea conlleve un gran proceso de aprendizaje y autotransformación. Hay que superar cada esquematismo falto de ideas, conservadurismo temeroso, comportamiento sectario frente a los aliados, pero también una conducta de adaptarse de manera oportunista o hacer borrosas las diferencias entre el MLPD y la alianza. Estoy convencida que lo lograremos de manera excelente.

Rote Fahne: ¡Deseamos mucho éxito a este proyecto de futuro!


1Wohnsitzauflage: Se impone a los refugiados de residir en un determinado lugar (N. de T.).
2Lenin. El "izquierdismo", enfermedad infantil del comunismo, en Obras Completas, tomo XXXIII, Ediciones AKAL Editor, Madrid, 1978, págs. 164 y206.
3Partido Comunista Alemán (partido revisionista; N. de T.).


lunes, 28 de noviembre de 2016

Fidel Castro: La historia no contada del apoyo de Cuba a los Movimientos independentistas africanos

Gramscimanía: Los intelectuales y la organización de la cultura

Gramscimanía: Los intelectuales y la organización de la cultura: Carlos Nelson Coutinho ✆ Joaquin Zelaya   Carlos Nelson Coutinho 1 Me gustaría comenzar por una cuestión terminológica. El título q...

BANDERA ROJA n| 24_2016


LUMINOSO FUTURO: BREVES DE LA GUERRA POPULAR EN EL MUNDO

LUMINOSO FUTURO: BREVES DE LA GUERRA POPULAR EN EL MUNDO: BREVES DE LA GUERRA POPULAR EN EL MUNDO Noviembre, 2016 India Naxalitas eliminan guardia blanco e hieren a otro Al pisar una ...

Red de Blog Comunistas por el fallecimiento del Comandante Fidel Castro






COMUNICADO

La Red de Blog Comunistas (RBC) rinde homenaje revolucionario a Fidel Castro Ruz, líder de la Revolución cubana y figura fundamental en la historia de la segunda mitad del siglo XX.

Con la muerte de Fidel Castro se pone fin simbólicamente al ciclo revolucionario iniciado en 1917.


No es éste el momento de entrar en valoraciones políticas sobre el papel de Fidel Castro en el devenir del Movimiento Comunista, de la lucha de clases a nivel internacional y de la construcción del socialismo en Cuba. Más pronto que tarde, un nuevo ciclo de revoluciones triunfantes sabrá aventar de su legado la paja del grano con que alumbrar un nuevo mundo sin explotación capitalista.


En todo caso, a los miembros de la RBC no nos cabe duda de que el espíritu internacionalista y la firmeza antiimperialista de Fidel Castro y de la Cuba revolucionaria que dirigió serán fuente inmarcesible de inspiración para todas las futuras revoluciones proletarias.